Shovel Knight, el Frankstein de la nostalgia

20140717___shovel_knight_by_nekoiichi-d7r59bi.pngLos creadores de Shovel Knight (Yacht Club Games, 2014) fueron realmente listos a la hora de vendernos su juego. Vieron claro que si trataban de evocar la nostalgia de la época de los ocho bits creando un juego que recordara a un título (o saga) en concreto, su creación no sólo tendría que competir con el original, si no también con los recuerdos que tenemos sobre dicho juego y eso es algo completamente distinto. Porque los juegos retro se ven mejor, se juegan mejor, se oyen mejor y, en definitiva, se sienten mejor en nuestras mentes que en la realidad.

La memoria es selectiva: olvidas la dificultad abusiva, la repetición, los gráficos de baja calidad, la imprecisión en el control, etc. y te quedas con los momentos buenos: los enfrentamientos épicos, la emoción de derrotar a un jefe final tras incontables intentos, y la sensación de éxito al terminar un nivel realmente difícil.

Shovel Knight consigue vencer a la nostalgia con una estrategia realmente inteligente: no ligarse a las expectativas y cargas emocionales de un juego en específico. 

No intenta versionar un juego de la época de los 8 bits, lo que hace es pedir prestados elementos y mecánicas jugables que están presentes de una u otra forma en prácticamente todo el catálogo de NES. De esta forma el juego se siente familiar para todos los jugadores, pero a la vez lo suficientemente diferente como para que no se pueda hacer un paralelismo claro.

De Megaman toma prestada la armadura azul, el diseño de niveles, y los enfrentamientos con los Final Bosses, que además también tienen nombres muy similares entre sí. Escoges los niveles desplazándote por un mapa calcado al de Mario Bros 3, del que también recoge la exigencia en los saltos y el desafío plataformero. Los pueblos, donde subes de nivel, compras objetos y hablas con otros personajes parecen los de The Legend of Zelda: Adventures of Link.

screen-shot-2014-07-20-at-10-27-05-pm.png

En lugar de disparar, nuestro caballero tiene un golpe corto de pala que recuerda muchísimo a la espada de Ryu Hayabusa en el primer Ninja Gaiden. El golpe colocando la pala hacia abajo está tomado de Ducktales, y los movimientos especiales se inspiran en los ataques secundarios de Castlevania (en especial el lanzamiento del ancla que funciona exactamente como el hacha de Simon Belmont)… Podría continuar así durante un buen rato pero estoy seguro que ya has captado la idea.

Si haces memoria en Shovel Knight reconocerás fácilmente trazos de The Battle of Olympus, Faxanadú, Kyrby, Metroid, Rygar, Journey to Silius, Ghosts ‘N Goblins, Kid Icarus, Kick Master, Adventure Island… y muchos más. 

Como puedes ver, es normal que Shovel Knight se haya ganado tu corazoncito, y el de todos, porque reconoces en él algo de ese juego que tanto te gustaba de pequeño, cuando te sentabas en el suelo delante de la tele de tubo del salón, con un sandwich de Nocilla, dispuesto a pasar una tarde memorable.

Anuncios

Publicado por

peresbert78

LUDONAUTA, bloguero y podcaster sobre videojuegos. Pero sobretodo jugador con preferencia por los juegos y consolas ¡a los que nadie hace puñetero caso!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s